En Anima Mundi Ribadeo apostamos claramente por las llamadas Medicinas Naturales sin renunciar por ello a todo lo magnífico que nos ofrecen las técnicas más convencionales.

Pretendemos integrar lo mejor del conocimiento y experiencia humanos en el campo de la salud animal para así ofrecer mejores cuidados a nuestras mascotas y disfrutar más y mejor de su compañía.

Reconocemos implícitamente que sólo hay una medicina y es…”la que cura”, la que de verdad es útil al servicio del hombre y los animales. La que permite cumplir los propósitos vitales con el mayor bienestar y armonía.

Quizá, el común denominador de esta Medicina Natural sea abordar el tema de la salud y la enfermedad tratando de maximizar la capacidad de respuesta del organismo ante los desafíos a los que este organismo se ve sometido. Le ayudamos a recuperarse por sus propios medios sin agredirlo siendo conscientes de que la enfermedad es una estrategia de la propia vida para superar sus retos y mantener el equilibrio.

La Medicina Natural tiene su máxima capacidad de expresión, y a nuestro juicio los máximos beneficios, en las denominadas enfermedades crónicas. Así afecciones frecuentes como alteraciones del crecimiento (osteocondrosis, displasias de cadera…), diabetes, enfermedades autoinmunes, leishmaniosis, dermatitis crónicas, dolencias cardiacas, alteraciones del sistema nervioso como la epilepsia, procesos alérgicos, alteraciones del comportamiento, procesos degenerativos, tumores, y un largo etcétera…podrán en muchos casos ser diagnosticados y tratados con éxito.

 

Así pues, en la mayor parte de los casos evaluamos la capacidad de respuesta orgánica, preguntándole al organismo que es lo que es capaz de hacer cuando le damos lo necesario para optimizar sus condiciones. Tratamos de ofrecer al paciente los recursos suficientes para que todo vuelva a funcionar de la manera apropiada.

Las muchas técnicas y especialidades de la medicina natural que en nuestro centro hemos venido implementando a través de los años, trabajan a varios niveles simultáneamente para recuperar la salud. Nosotros tratamos de discernir qué técnica es la más apropiada para cada nivel de trabajo del individuo:

  1. 1º. Nivel psico-emocional: aquí consideramos importante el estado emocional de la familia como expresión del entorno más cercano en el que se ve envuelto el animal. La mascota es el receptor de los estados emocionales y mentales de los seres humanos con los que comparte vida, para bien y para mal.

Consideramos también su propia trayectoria vital: abandonos, adopciones y traumas recibidos a partir del nacimiento y que serán parte importante a tener en cuenta en la resolución del caso. Algunas técnicas que frecuentemente utilizamos para trabajar a este nivel, tenemos:

-       Homeopatía: descubierta hace más de un siglo por el doctor alemán Hanemann. La homeopatía propone un sistema terapéutico basado en la dinamización y dilución de sustancias, un tratamiento con “lo semejante” y que es capaz de actuar en el individuo de una manera total abarcando los ordenes mental, emocional y físico. Muchos científicos la consideran ya la medicina del siglo XXI.

-       Flores de Bach y otras esencias vibracionales (esencias de la Luz, esencias da Terra…), trabajan fundamentalmente el campo emocional del individuo de una manera suave, sencilla y eficaz.

-    Bioenergética: aquí empleamos la biorresonancia, la acupuntura, el biomagnetismo, la kinesiología y la radiestesia como instrumentos para equilibrar energética e informacionalmente al individuo.

 

  1. 2º. Nivel bioquímico y celular: uso de biocatalizadores que favorecen la transferencia y bajada a nivel celular y orgánico de la información que hemos introducido tanto a nivel emocional como mental. La mayor parte de las veces se hace testando a través de radiestesia o kinesiología el oligoelemento necesario para ser intermediario metabólico de las reacciones químicas.

 

  1. 3º. Nivel orgánico y estructural: frecuentemente es necesario un tratamiento puramente a nivel estructural y físico, por lo que testamos tanto a través de la radiestesia como a través de la medicina tradicional basada en la evidencia, cuál es la terapia más adecuada. Entre otras, son frecuentes el uso de la fitoterapia, terapia ortomolecular, terapia química alopática, fisioterapia, cirugía, etc. Cualquier terapia es posible así como recomendar un profesional de la salud y/o un especialista adecuado para cada caso.

 

 

 

En resumen, las terapias biológicas son las que sanan y ofrecen la capacidad de generar bienestar.

Comprenden, a nuestro modo de ver, tanto las bioenergéticas como las tradicionalmente médicas, ya que todas inciden en el animal en su totalidad.

CONTACTA